Noticias

Campaña comunitaria: Limpieza pozos históricos de aguas medicinales en el área de influencia de la CMJF

24 de noviembre de 2011

Momento en que los campesinos lavan las paredes internas de los pozos.
Momento en que los campesinos lavan las paredes internas de los pozos.

Como si se devolviera el tiempo, el señor Jorge Zarate, Abrahan Manotas y Mario de la Hoz, los campesinos más veteranos del sector del barrio Julio Flórez, recordaron los momentos cumbre de los pozos de aguas medicinales que en la década de los años cuarentas, recibieron a miles y miles de turistas en busca de la salud. “Los turistas nos pagaban para sacarles el agua, y ayudarlos a darles el baño saludable” dice Abraham Manotas con un sentimiento de alegría en su rostro.

Hoy Jorge, Abraham y Mario, hacen parte del grupo vigías del patrimonio y es el quipo de trabajo base para la campaña de limpieza que liderada por la Fundación COPROUS bajo el programa “EL MUSEO INSTRUMENTO DE COHESIÓN SOCIAL” y el apoyo de la Alcaldía Municipal de Usiacurí.

Esta campaña de limpieza desarrollada durante los días 12, 19 Y 26 de Noviembre de 2011, tiene una importante connotación en los habitantes del barrio Carrizal (al lado del museo) donde además de trabajar por lograr un ambiente digno y limpio para los turistas que visitan el municipio, en ellos se ha incrementado el sentido de pertenencia y la valoración por el patrimonio.

Así que con baldes cabuya, escalera, cepillos, palustres, hipoclorito, motobomba de agua, carretilla, mangueras y un suculento sancocho para compartir con toda la comunidad, 18 campesinos se dieron a la tarea de limpiar y embellecer el entorno, recordando las anécdotas y los momentos de auge de personas y bañistas. En este proceso también participa activamente el líder comunitario Carlos Jiménez Villafañe, usiacureño investigador de los pozos históricos.

En este proceso se han trabajado tres fases:

1. Reuniones y talleres de sensibilización a la comunidad del sector.
2. Limpieza inicial de los cuatro pozos.
3. Obras de restauración las cuales fueron financiadas por la Alcaldía Municipal.

Estos se encontraban enterrados y con el pasar de los años dejaron de producir agua en la década de 1960 al construirse el acueducto municipal, actualmente regresan las aguas por la construcción del acueducto costero que suministra a la población agua del rio magdalena.

El sentimiento que predomina en la comunidad y en los 18 campesinos, en el desarrollo de la actividad, es de alegría y de recuerdos permanentes del pasado turístico de esta población reconocida como balneario saludable que atrajo a tantas personalidades en especial al poeta Julio Flórez. También se respira un ambiente de optimismo para que se conserven los minerales que las hicieron tan famosas.

“Aquí el compa, (Mario de la Hoz) se ponía rojo, cuando los bañistas se quitaban toda la ropa delante de uno, pero yo le decía tranquilo nos tenemos que acostumbrar…. Eso sí, yo me peleaba por ayudar a las muchachas” Dice Jorge Zárate con una sonrisa pícara en su rostro.


Comunicaciones Casa Museo Julio Flórez.

Comparte esta pagina: Compartir en del.icio.us