El bofetón

¡Oh, noche inolvidable! ¡Oh, noche mía,
en que sufrí gozando! ¡Oh noche bella!
Noche en que no faltó ninguna estrella
á nuestra cita de pasión! Vertía.

un hálito nupcial de noche fría
sobre mi ardiente corazón, aquella
noche será inmortal. Estaba ella
sola conmigo en el balcón... --¡María!

¡Luz! ¡Alma! ¡Cielo! ¡Vida! ¡Idolatrada!
dije -¡y con rapidez vertiginosa,
la dí un beso en la boca entrecerrada.

-¡No...! Clamó a un tiempo, esquiva y temblorosa.
Y sentí en mi mejilla avergonzada,
un flagelo de pétalos de rosa.

Firma JF
Comparte esta pagina: Compartir en del.icio.us