El submarino

Como acerado pez te hundes o sales
a flote, y ágil y seguro y pronto,
rompes los epilépticos cristales
y las espumas cándidas del Ponto.

Cual un pensante ser buscas la presa,
y al ojo observador el lomo esquivas;
cuando tu mole el líquido atraviesa
apártanse las olas.... pensativas!

Pensativas.... acaso piensan que entre
la oquedad misteriosa de tu vientre
va la asechanza, y rememoran ellas

las veces que arrastraron silenciosas
a manera de lirios y de rosas,
tiernos niños y púdicas doncellas!

Firma JF
Comparte esta pagina: Compartir en del.icio.us