El avión

Desnudo de traición, en pleno día,
luchas hasta morir. Tus altos vuelos
son como los del águila que espía
su festín desde el fondo de los cielos.

Das y recibes ante el sol de la muerte;
tu arriesgada misión honra la altura;
en el espacio el vendaval convierte
en arpa voladora tu armadura.

Pájaro gigantesco y formidable:
cuando, herido, a través de lo insondable,
roto y envuelto en llamas te deslizas,

finges, en tu descenso hacia el planeta,
con tu cauda de fuego y de cenizas,
el carro centellante de el Profeta!

Firma JF
Comparte esta pagina: Compartir en del.icio.us